BestMatchSin categoría

Lecturas para una cuarentena. Hay que preparar al jugador para cuando deje de serlo.

Tras colgar las botas, Isacio CALLEJA, legendario jugador del Atletico de Madrid y la selección nacional, opinaba así sobre la retirada del jugador de fútbol en una entrevista en la revista deportiva As Color número 379 de 30 de diciembre de 1978:

«La vida del futbolista no es solo la del que aparece en los periódicos, la del que es famoso. Hay muchos a los que no conoce nadie, muchos que no firman autógrafos, que no tienen chalé… Por eso, creo que han de solucionarse algunos de los aspectos que han estado o están un tanto descuidados, y creo que sobre esto habría que incidir: experiencia profesional y vacío profesional a posteriori. Quizás sea lo más grave de todo, porque una vez concluida su tarea como tal futbolista, el hombre debe enlazar inmediatamente con otro mundo y con otro tipo de actividades, a las que acude desvalido, ignorante…»

«Resulta más útil que un jugador deje de percibir algún dinero a cambio de alguna cobertura posterior. Es preferible que el futbolista esté preparado para afrontar ese tremendo salto al vacío, a que lo haga sin ningún tipo de proyectos, de estudios, de preparación, en suma…»

«Porque despues uno se encuentra con que llega a una sociedad en la que has de rogar, pedir favores, una sociedad en la que la gente te conoce e, incluso, te estima pero que siempre te responde por lo general: Hombre, si usted pudiera hacer esto, si supiera hacer lo otro. Y eso, creáme que es difícil cuando se ha estado dedicado integramente a una cosa, al fútbol…»

Al fútbol llegas muy joven pero para darle patadas a un balón luego se te considera viejo.

«Hay que concienciar al profesional del balón, no solo para que adquiera una seguridad futura, sino también para que pueda conocer el alcance importante de esa peseta que gana. No se intenta, tan solo, que el futbolista se haga famoso, gane dinero y se retire con ello. No se busca tampoco que el individuo limite su actividad a hacer un gol, a dar un buen pase. Porque tras eso, tras esa nube un tanto artificial, se abre toda una vida a la que llegas muy joven, aunque para darle patadas a un balón se te considere viejo…»

«Discrepo de aquellos que consideran al futbolista un provilegiado. Lo es, si acaso, en ciertos aspectos de una vida que le concede facilidades que no da a otro; esas se convierten después en problemas si el hombre no se ha adaptado. El fútbol paga y paga bien. Hay porfesionales en categorías inferiores que lo son tanto como las grandes figuras de 1ª división ¿Y qué sacan en limpio? ¿ Cómo se puede evitar que proyecten su futuro, que piensen, que trabajen? No es justo que se dediquen al fútbol cobrando una cantidad normal durante diez o quince años y luego se plantan en los treinta sin oficio ni beneficio. Hay que preparar al jugador para cuando deje de serlo porque ese bache es aún más terrible que lo demás».

Isacio Calleja se licenció en Derecho y ejerció su profesión como Procurador de los Tribunales de Justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *